The weather, every day.

Stay tuned

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.

jamie@example.com
Currently in Madrid

Currently en Madrid — 20 de mayo 2022

Calor agobiante viernes y sábado, normalizándose el domingo

El tiempo, currently.

Segundo plato y postre de este menú canicular. Ayer el primer plato nos dejó ya 33ºC. Hoy el termómetro empujará incluso un poquito más, y los 35ºC se alcanzarán en muchos barrios de la capital. Calor agobiante por tanto. El postre viene de la mano del sábado, el día grande, la madre de todos los calores de mayo, pues probablemente superemos el récord de temperatura máxima para este mes: 35.5ºC, alcanzada el 13 de mayo de 2015. Unos 37ºC. ¡Eso si el viernes no lo hemos batido antes! Ahora la buena noticia: el domingo respiramos, pues la máxima baja muchos grados, y probablemente no lleguemos a los 30ºC. Acabará el episodio y parece que la temperie se normaliza la semana entrante, tras un episodio excepcional, que ya veremos si puede calificarse como ola de calor o no. En todo caso, precaución con estos calores y a disfrutar del finde.

—Emilio Rey

Lo que necesitas saber, currently.

A medida que una ola de calor se extiende por todo el país, Denver verá nevadas significativas este fin de semana, con temperaturas que bajarán de los 90 a los 30 grados. La nieve a fines de mayo es inusual, pero no alarmante, nada comparado con 1816, que se conoce como el año sin verano.

En abril de 1815, el monte Tambora, un volcán en la actual Indonesia que había estado inactivo durante 200 años, entró en erupción y envió una columna de cenizas del tamaño de Australia al cielo y provocó un invierno volcánico. El suelo se congeló en julio y agosto, cayó nieve en junio, los cultivos y el ganado murieron, lo que provocó una hambruna generalizada. Según la Sociedad Histórica de Nueva Inglaterra, los granjeros, que ya habían esquilado a sus ovejas para el verano, intentaron atarlos de nuevo con la lana, sin éxito.

Supuestamente, el fundador de Old Farmer's Almanac, Robert Thomas, había impreso por error copias que predecían un julio frío y nevado ese año. Al descubrir su error, hizo destruir las copias, solo para ser reivindicado por el invierno volcánico.

Los principios básicos detrás de los inviernos volcánicos son los que han inspirado a los investigadores a investigar ciertos tipos de geoingeniería, a saber, disparar aerosoles a la atmósfera, que bloquearían el sol e imitarían efectivamente los efectos de una erupción volcánica.

Sin embargo, los riesgos para la geoingeniería son múltiples. Aunque puede lograr enfriar el clima temporalmente, la geoingeniería no es un argumento en contra de la reducción de emisiones y muy bien podría terminar empeorando la situación.

Alan Robock, climatólogo de la Universidad de Rutgers, describió algunos de los riesgos en un artículo de 2016, incluida la acidificación de los océanos, la sequía y la hambruna generalizadas, y el calentamiento rápido si se detiene (una vez que dejas de lanzar aerosoles a la atmósfera, el planeta se calienta más rápido que si lo hicieras). no había hecho nada en absoluto.)

“Hasta ahora, la investigación de geoingeniería concluye que no existe un Plan B seguro," escribe Robock. “Y proporciona un apoyo mejorado para la mitigación y la adaptación."

—Rebeca McCarthy

Latest issue